Sipeganboys

Es una banda de rock y pop formada en Tucumán. Debutan en 2017 con Atlas. El álbum (dura 33 minutos) arranca con dos baladas que recuerdan un poco a los primeros trabajos de Juana la loca. Luego aparece “Carolina”, una canción muy pegadiza que rememora a un viejo amor, una sombra que se va. El track 4 “Sonrisa y víbora” transita diferentes climas potenciándose al final. “Sé que no vas a ir” es para escucharla en el auto a todo volumen mientras se sale de noche. Perfecta previa de “Ruta”, canción más escuchada (en Tidal) de la banda. Cierra el disco “Western de sábado por la noche, la rola más larga de todas, tiene una interesante introducción (la voz aparece recién a los 3 minutos 21 segundos) así como un muy buen final lleno de distorsiones. Un álbum para disfrutar sin saltear canciones. Ninguna defrauda y construyen con base sólida un buen disco.

En 2019 lanzan su segunda placa llamada Cougar, más cercana al pop que al rock, continúa con la esencia de la banda. Canciones directas y con un grado de ironía, dibujan a la provincia de Tucumán de cuerpo entero. Seis canciones espontáneas y sinceras, hablan naturalmente con quien las escucha. Su tercer trabajo tiene intenciones de ver la luz en 2020, un remedio musical para este enloquecido «corona» año. Será un Split en conjunto con «Boutique» y tendrá seis canciones, 3 de cada banda.

Los integrantes actuales de Sipeganboys son: Nico Neme (voz), Miguel Zoireff (guitarra y coros), Pablo Medici (bajo), Marcos Crosa (batería) y Mauricio Quiroga (percusión, voz y coros).

Mini entrevista con el vocalista Nicolás Neme:

¿Siempre has querido ser un bandido en la noche? ¿Es más simple lograrlo tocando Rock?

La verdad que sí, siempre quise serlo, pero mi manera es asaltando sentimientos, pensamientos, y sí, creo que el rock es el medio perfecto para hacerlo, y funciona. (risas)

Se nota un cambio entre un disco y otro. ¿Es algo buscado o se va dando solo?

La grabación de Atlas fue muy accidentada, fue como armar un rompecabezas sin la foto de referencia, de allí que sale el sonido estridente y de máquinas que se comen maquinas como dice mi compañero de guitarras Miguel Zoireff, quedamos chochos con el resultado, pero al componer Cougar quisimos hacerlo diferente, más soft más Beatle.

¿Te jode si te digo que al escuchar los discos encuentro una analogía con Juana la loca, Los Ratones y otras bandas?

(Risas) No me jode para nada, mucha gente incluso gente del ambiente de Buenos Aires me dijeron lo mismo respecto a Juana la loca en cuanto a melodías y voz. No me molesta para nada ya que me encanta Juana…. y de los Ratones que decir. Me encantan desde siempre.

La banda sufrió cambios de integrantes, ¿afectó al sonido de Sipegan?

No lo llamaría «sufrir» cambio de integrantes, más bien fue una mutación benévola, tampoco evolución, ya que todos los que integraron Sipegan fueron importantes en su sonido y composición, siempre nos adecuamos a los nuevos integrantes y siempre son amigos que les encanta la banda, se saben los temas…etc. Por eso no es sufrir cambios, es solo continuar con otro.

¿Les interesa filmar videoclips? O es solo rock and roll lo que importa.

Nos re mil interesa filmar videos, es un objetivo que tenemos y que por un motivo u otro nunca llegamos a concretarlo, pero estamos al acecho de hacer uno. Es una “re” meta que tenemos.

La palabra “noche” se repite en muchas canciones …

No lo había notado tal vez sea una muletilla que tengo al escribir o quizás algo tan arraigado que ni me doy cuenta, seguro que se repetirá mil veces más…. cientos de miles de veces más.

Se viene un nuevo disco. ¿Se puede adelantar algo? ¿Los complicó la pandemia?

Nuestro tercer trabajo se viene con toda: canciones súper melódicas con puentes viajeros llenas de dulces sarcasmos, tal vez nos olvidemos un tiempo de la distorsión. Por la cuarentena cerraron el estudio, ni ensayar podíamos. Quedamos a mitad de camino. Ahora ya volvemos a los ensayos y a grabar. Para mí seguimos por la misma línea. Cuando escuchen el disco ustedes definirán si es así o no.